¿Existe una “mala” Sanación Espiritual?

“Todo lo que nos sucede entendido adecuadamnete ,nos conduce hacia nosotros mismos”                                                                                      Carl Gustav Jung

Pensar así es erróneo, nocivo y limitante. La actitud que mantiene un sanador espiritual mientras realiza una sesión de sanación es impersonal y silenciosa. Pasa lo que es necesario, las reacciones e interpretaciones dependen de la persona que esta tumbada en la camilla.Traten, en la medida de lo posible, de no imponer sus limitaciones y de no proyectar sobre el sanador sus frustraciones, desconfianzas o problemas escondidos. Algunas veces se desatascan viejos fantasmas y la única forma de sanarlos es confrontarlos con la luz y la consciencia. Tenga el coraje de enfrentarse a sus propias sombras, nadie se sana si no es consciente de su oscuridad. Los sanadores estamos diseñados para ser útiles y ayudarles.Y le ayudaremos si se deja.