Estudio clínico

“Si la sanación espiritual fuera un medicamento se conseguiría en las farmacias”                                            Dr Benor

Muy pocas personas saben que se ha publicado una considerable cantidad de estudios científicos sobre la sanación espiritual, incluidas más de una docena de tesis doctorales, la mayoría de las cuales fueron realizadas por médicos y enfermeras. Una revisión de 155 estudios clínicos controlados sobre la sanación espiritual muestra que la labor de los sanadores puede producir efectos significativos en la mejora de dolencias en seres humanos, animales, plantas, bacterias, hongos, células in vitro, enzimas y demás sistemas celulares (Benor, 1993).

Se ha demostrado científicamente que la sanación espiritual obtiene efectos significativamente eficaces en las siguientes condiciones: problemas cardiovasculares en pacientes hospitalizados [Byrd (1988)], curación de heridas y cicatrización post operatoria [Wirth and Ricardson (1993); Wirth, (1990)], presión sanguínea  y tensión arterial [Miller, Quinn (1989)], en la diabetes [Wirth, en prensa], dolor de cualquier origen [Keller, Wirth, Complementary (1993)], ansiedad y estados depresivos [Heidt, Quinn (1982); Ferguson, Fedoruk, Braud (1989)], y en los niveles de hemoglobina  .[Krieger (1975)]. Estos son sólo algunos ejemplos de los estudios clínicos en los que se han demostrado los beneficios terapéuticos de la sanación espiritual.

En 1990 se llevó acabo un estudio sobre 46 voluntarios sanos a quienes se les practicaron incisiones en los brazos. Veintitrés voluntarios fueron sometidos sin que ellos los supieran a sanación espiritual (a distancia) y vendaje protocolario estándar de las heridas. Los otros 23 en un grupo de control fueron colocados diariamente en una habitación aislada donde solo se les aplicó el vendaje protocolario estándar. Tanto el médico que efectuó las incisiones como el técnico que media las heridas desconocían la naturaleza exacta del estudio. Al octavo día el tamaño de las heridas del grupo tratado por los sanadores  era 10 veces mas pequeño que el de aquellos que no fueron sanados. Al cabo de 16 días las heridas habían curado  completamente en 13 de aquellos que habían recibido sanación espiritual pero en ninguno de los 23 del grupo de control.

Cada día mas personas conocen los beneficios y disfrutan de los efectos de la sanación espiritual. Los estudios científicos ayudan a reforzar la confianza depositada en nuestra labor. Solo tienes que mover tu mano y ver a la luz  las evidencias.