Experiencias de los participantes en los Retiros de Meditación Natural.

El conocimiento espiritual no debe estudiarse; es conocimiento que se deriva de la escucha. Cuando el escuchador es sincero y lo escucha,  lo acepta, algo resuena en él y le empapa. Sir Nisargadatta Maharaj (1897-1921)

                   “Pura experiencia… Experiencia pura.                                                 Efectivamente ha habido un antes y un después. La experiencia de ser un espacio sin limites vacío y pleno a la vez. No ha sido leído, no ha sido escuchado…él no nos lo contó. Sencillamente nos lo regaló.Para mi ha sido el regalo más grande que jamás he recibido!… SER.

Eduardo nos ha regalado la experiencia de ser y como dice esa semilla ya esta en nosotros. Siempre lo busqué fuera…lo llamaba como si estuviera lejos de mi. Ahora sé que yo soy eso, que no tengo que buscarlo…solo dejar que sea. Observo lo que lo impide y…neti-neti que liberación!! Me puedo enredar un rato, pero ahora puedo volver a mí, a ese lugar sin palabras.

También esta el regalo de la experiencia de unidad, que es el mismo regalo, aunque para mi mente  sea uno más, jaja.
Por más que me explicaran, por más que leyera, por más esfuerzo que hacia por comprender…nada. Este es otro regalo que nos ha hecho Eduardo. Pasear en la compasión …parece poca cosa, y sin embargo, es la experiencia más sagrada que he tenido. Me falten las palabras porque aquello fue pura experiencia…El otro era ese mismo vacío pleno, eramos lo mismo.
Estos regalos son los tesoros de mi corazón! Camino con ellos. Ya no me veo igual, ya no veo igual a los demás. No los guardo para mí, yo también los quiero regalar. Como? Siendo eso

Podía haber vivido cien vidas más leyendo, asistiendo a conferencias y cursos sin llegar a experimentar quien soy. Y en un fin de semana…mmmmm                Muchas Gracias Eduardo”           M.S.N

 

Antes de nada expresar mi agradecimiento por el esfuerzo de organizar el retiro y la dedicación del tiempo de descanso de vuestro día a día, gracias ademas por que siempre lo haces divertido y nos haces reir.

La experiencia ha sido fantástica no se muy bien como poner en palabras algo que pertenece al ámbito interno y que escribirlo no seria mas que un bla bla de la mente.

En mi caso es como si se hubiese caído  los limites del pequeño yo , la perdida de identidad con el personaje, sentir esa conexión con el Todo, era como un recordar de nuevo lo que somos, ya era, ya estaba pero había olvidado, esa sensación de paz …uf miedo me da ponerlo en palabras

Antes del retiro tuve una crisis de angustia que jamas lo pase tan mal , mi corazón estaba latiendo a 145 pulsaciones en reposo , creí me daba un infarto, nunca lo pase tan mal me costaba respirar.. en el Retiro por la noche me dio un ataque de risa,de felicidad, no por acordarme de nada gracioso simplemente sucedía natural  … por fin paso gracias,gracias….

la verdad es que aparte de gracias poco mas puedo decir, solo contar que ahora no ubico mi yo  ja ja ja

Simplemente lo recomiendo, no quiero poner mas, cada uno habrá vivido cosas distintas según lo interpreta la mente, y no quiero condicionar a nadie .

muchas veces he sentido que giraba y siempre lo intente parar, abrazar las experiencias e integrarlas me ha encantado, hasta ahora es como que se me daba pan cuando lo pedía ahora lo tengo, se que soy panadero , soy el horno , la harina el agua la sal….

Un abrazo, gracias por tu trabajo diario de mas de veinte años Eduardo, hemos podido conectar con la esencia de nuestra naturaleza esto no tiene precio por que tiene valor.

 

Tengo la gran suerte de conocer a Eduardo desde hace muchos años y recibir sus sanaciónes , por lo que cada vez que me he encontrado mal o he tenido momentos difíciles, siempre nos ha ayudado a mi familia y a mi.

Tres grandes cambios en mi vida que me han salvado: cuando le conocí en el año 96, con la Reconexión Personal y en el Retiro de Meditacion Natural. Como de lo que se trata ahora es de compartir las experiencias del Retiro, hablaré sólo del último gran cambio.
Lo que pude experimentar allí fue algo increíble a todos los niveles. A nivel energético había tenido experiencias parecidas desde la Reconexión Personal, pero esta vez ha sido mucho más intenso, quizás por dejarlo fluir al estar rodeado de gente que me hacía sentir bien, no sé…no me sentía juzgada, podía ser yo misma, de hecho me sentía bien siendo yo. Hay momentos que he vivido durante ese fin de semana que me resultan indescriptibles; por más que intento explicarle a mi marido o buscar las palabras que más se acercan a lo que sentí para escribirlo en estas líneas, no puedo.
Lo que puedo decir es que siento una paz interior y una alegría constante que en situaciones de estrés habituales en mi día a día por mi trabajo era inviable. Antes del Retiro estaba a punto de tirar la toalla, me sentía incapaz de continuar, ya no veía salida a mi situación en el trabajo, cosa que también me afectaba en casa. Ahora todo es distinto, puedo con todo y no me desgasto como antes, no me altero ni me agobio, tengo mucha más paciencia y aunque termino cansada y con mucho sueño, estoy feliz y tranquila.
El que lo agradece incluso más que yo es mi marido, que ya se había mentalizado de que tenía que convivir con mis altibajos, mis tonterías y manías. Tenemos un hijo de dos años y medio que también ha notado mucho el cambio. Aunque no me lo pueda explicar con palabras me lo dice de otra manera, está mucho más cariñoso conmigo, la relación ha mejorado ya que ya no me enfado como antes y los momentos que tengo para estar con él estoy al cien por cien.
En el cole donde trabajo también ha habido cambios importantes. Los niños se acercan a mi de otra manera, antes se acercaban también, pero ahora lo hacen como si fueran una masa homogénea. El primer día me recordaban a un banco de peces, me seguían de forma orgánica. Ahora en mis clases están más tranquilos y alegres, ahora vuelvo a disfrutar en mi trabajo, cosa que hacía tiempo ya no podía.
No he vuelto a tener una jaqueca (antes casi constantes), gestiono mejor el tiempo y las emociones, ya no pienso mal de la gente y no me apetece criticar a nadie.
¿Cómo es posible que en tan sólo tres días todo haya dado un giro tan grande?
Nos pedía Eduardo que no fuéramos con expectativas… Yo iba con una, volver a casa mejor… No me canso de decir ¡¡¡GRACIAS!!! Gracias Eduardo, gracias Rufi, gracias a todas las personas que estuvisteis compartiendo este Retiro, me acuerdo de vosotros y no sé si será normal, pero hasta he llegado a echaros de menos! Será porque hay algo que nos une…”    S.G.M.

“Quizás algunos consideren que fue una experiencia sorprendente. Desde que conozco a Eduardo Liébana, lo sorprendente se ha hecho cotidiano, y lo cotidiano se hace sorprendente. Él hace que recuerdes que lo maravillosamente sorprendente esta en tí. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural
Quizás algunos nos acercamos al Retiro queriendo saber. Saber cómo “lo” hace, cómo ha conseguido llegar, qué hay que leer o estudiar. Terminamos el retiro Sintiéndolo,viviendolo. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural.
Quizás fuimos buscando aislarnos.  Lo que ocurrió es que nos fundimos. Nos fundimos unos con otros, con los árboles y con el viento. Desaparecieron los límites y nos tocamos por dentro. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural.
Mi retiro fue sobre todo un regalo. Un regalo poder escuchar, poder ver, poder tocar, poder compartir y poder sentir, en comunión, el infinito AMOR,de la vida ”                                                     A.Y.

 

“Acudí al retiro con pocas expectativas, pues sospechaba que cualquier cosa podría ocurrir. Lo cierto es que, a parte del ambiente agradable y las buenas relaciones que entablaba con gente desconocida, lo más sorprendente fueron las  sesiones de sanación. En la sala hubo muchas manifestaciones físicas  que llamaban la atención. En mi caso fue al final cuando la energía me obligaba a inclinarme hacia adelante en el asiento, bajo mi sorpresa, durante varios minutos sin ninguna explicación lógica,pero sentía una profunda paz.


Esto en cuanto a sensaciones físicas, pero lo que más me sorprendió fue que esa misma energía que canalizaba Eduardo para tantas personas era capaz de mantener mi mente en continua meditación, Meditación Natural Yo practicaba meditación habitualmente y con mucho esfuerzo, ahora es muy fácil,pero jamás habia llegado al estado en que me mantenía durante algunas de las sesiones. Para colmo, la “semilla” que él llama, hace que cada vez que repitas mentalmente las palabras “yo soy” la Meditación Natural se va haciendo más profunda, pudiendo llegar a estados mentales de los que antes no era capaz ni por asomo.
Gracias una vez más Eduardo por tantas cosas importantes para nuestras vidas que nos has dado. ”             A.T. Z.

 

                  “Si como, bien. Pero si no como, no tengo hambre.”

“Tengo una sensación de mi que no había tenido nunca. Me encuentro bastante lucido y por ello tranquilo… Es como si … Si, eso. Es como si las cosas me afectaran solo en su justa medida. Y cuando afectan, pienso: igual es que eso me molesta/gusta/atrae/disgusta … Y volvemos al principio.Paz. No trato de tranquilizarme ni de evadirme. Solo no lo necesito. Es una sensación entre un ahora constante y una fé en que lo que tiene que ser será unido a unos ratos de observación de uno mismo.  Que Paz…Desaparezco  en lo que hago…Que PAZ.

Muchas gracias por tomarte el tiempo querido Edu. Y eso que no has hecho nada… Si lo llegas a hacer…heee…”                  L.M.P.