Crónica de un retiro con Eduardo Liébana

“He viajado por el mundo, he conocido gentes de otras culturas y buscado tan lejos que me perdí. Nunca pude imaginar que me encontraría tan cerca, que al escuchar mi corazón, la PAZ me reconciliaría con el mundo entero”P.L.E  participante en un retiro

Era un sábado de invierno por la noche y habíamos quedado como otras veces a cenar todas juntas. Ya sabes cómo son esas reuniones de amigas en las que nos ponemos al día de las cosas que nos han pasado desde la última cena compartida. De esto hace casi dos meses. Todo transcurría con normalidad y sentada frente a mí estaba M, que parecía más tranquila que otras veces, sonreía más y de forma dulce; su mirada tenía un brillo que desconocía y su piel era transparente. Sólo nos escuchaba y ocasionalmente intervenía para dar su punto de vista más sensato de lo que era habitual en ella. Automáticamente pensé “esta se ha vuelto a enamorar” pero era extraño, no había dicho nada. Después de la cena fuimos caminando hasta buscar un sitio para tomar una infusión. Aproveche la ocasión para poder ir junto a M y hablar tranquilamente.

-Cuéntame M ¿qué te ha pasado que estás tan radiante?

-¡Nada!

-No, nada no. Que se te ve a la legua que estas enamorada, venga cuéntamelo todo. ¿Quién es él? ¿Dónde os conocísteis? ¿Cuánto tiempo lleváis juntos? Y si no has dicho nada es por que está casado o tiene novia….¿eeeh?

Y  M empezó a reírse a carcajadas, no podía parar, ni podía hablar.

Cuando recuperó el aliento me miró a los ojos y me dijo:” he hecho un retiro con Eduardo Liébana”

-¡Cómoooo! ¡Te has enamorado de él! -Exclamé atónita.

Se volvió a reír mientras con la mano agitaba un NO y se le caían las lágrimas. -NOOOOO deja que te cuente, pero escúchame antes de sacar conclusiones precipitadas.

Y empezó a contarme que había participado en un Retiro de Meditación que impartía Eduardo Liébana.

Antes de continuar tengo que aclararos que durante 30 años practiqué yoga,  meditación zen y  meditación vipassana, he viajado a India, Tailandia y Nepal varias veces en busca de un maestro espiritual. He conocido personalmente y he participado en encuentros con afamados maestros como: Gangaji y Eli, Mooji, Foster, Tony Parsons, Liquorman y Eckhart Tolle entre otros. También tengo que expresar mi desencanto. Producto del cansancio del exceso de comercialización de todos estos maestros-actores(visita sus páginas oficiales y entenderás a que me refiero). Cada encuentro es una copia del anterior, una repetición constante de lo mismo, otro evento para vender el último mismo libro con las mismas frases y sus beatíficas fotos. Estaba harta de esas poses de santurrones, de esas sonrisas bonachonas de vendedor de la iluminación, de esos alumnos flipados que buscan poder y notoriedad a través del mundo espiritual,  harta de ese aire de superioridad que les aleja de lo cotidiano, harta de toda la teatralización e intelectualización del mundo espiritual.

Y ahora mi amiga se mete a Meditar… me saltaron todas las alarmas y empezó el interrogatorio.

Cuéntame ¿qué tipo de meditación es? ¿Qué tipo de respiración practicáis?…

-Espera, espera, no hacemos nada de eso…

-¡Entonces! ¿Qué posición os enseña? ¿Pones las manos de alguna forma? ¿Practicas mudras? ¿Cómo te tienes que sentar? ¿Necesitas un cojín o taburete especial?

-Para, paraaa. No he hecho  nada de eso.

-¿Cantáis mantras? ¿Tocan los cuencos tibetanos o de cuarzo? ¿Ponen algún tipo de música?

-NOooooooo, no hacemos nada de esas cosas. Eduardo es sanador.

-¡Aaaaah! entonces os abre los chakras. ¿Os impone las manos como en una especie de iniciación? ¿Utiliza piedras o cuarzos?

-¡No y no!  Es mucho más sencillo que todo eso. Cómo se nota que no le conoces.

-¿Entonces qué es lo que os hace?

-No lo sé. No sé exactamente qué es lo que hace.

-Pues ya me contarás entonces qué hacéis todo un finde  con ese tío.

-Él te plantea algún  ejercicio en silencio. Pero lo importante es lo que experimentas, lo que vives. No sé como pasa pero pasa y es genial.

-¿Como por ejemplo?¿quéeee..?  Le corté subiendo el tono de voz.

Ella me volvió a mirar a los ojos  y me contestó:

-Parece mentira que tú con lo que te crees que sabes me preguntes con ese tono. No tiene mucha importancia lo que hacemos pero sí te puedo contar lo que he vivido. Me he reído como cuando era joven, nunca pensé que un retiro fuera tan divertido, Eduardo enseña a través del humor. La paz que he experimentado, la sensación de disolución y de unidad. La gratitud que me brotaba del pecho sin saber ni cómo ni por qué. La felicidad que me traspasaba. La sensación de reconciliarme conmigo y otras personas de mi pasado .No sé ponerle palabras porque lo limitan. Pero he vuelto a dormir como no recordaba. Tengo una capacidad para ver y comprender las cosas que me facilita la vida. Me río más. Y algo ha tenido que cambiar que es tan obvio, que tú creías que estaba enamorada. Es cierto que estoy enamorada pero de …….la vida. Todo es más fácil y fluido y  sólo sé que es así desde el Retiro. Tengo los mismos problemas pero los afronto de forma distinta.

-¿Y todo eso… en un finde? ¿En dos días? Harás algún trabajo en casa…

-¿No lo entiendes verdad?- Me respondió mientras me traspasaba con su mirada-creo que tendrías que apuntarte a un Retiro con Eduardo y vivir lo que te sucede y luego me lo cuentas y deja de hacerme preguntas que no vienen al caso.

Entonces comprendí que tenía que hacer un Retiro con ese sanador.

Y aquí estoy recordando esta conversación con M mientras me dirijo a un pueblo perdido de la mano de Dios. Ha caído la noche y me encuentro en mitad de la profunda Castilla. Perdida en una estrecha carretera comarcal. A ver si soy capaz de llegar puntual a la conferencia abierta a todos los públicos (no sé quién vendrá hasta aquí, ¡¿no había un lugar más recóndito?!)  que imparte Eduardo Liébana. El título me parece sugerente y provocador “Meditación Natural para todos, incluso para los muy evolucionados”.

Primera parte de “crónica de un retiro con Eduardo Liébana” escrita por P.L.E participante en uno de los retiros.

 

Experiencias de los participantes en los Retiros de Meditación Natural 2ª parte

Frase elegida por F.O.O. para expresar su vivencia en el Retiro de Meditación Natural “Una vez que te das cuenta que el camino es la meta y que siempre estás en el camino, no para alcanzar una meta, sino para gozar de su belleza y sabiduría, la vida deja de ser una tarea y se torna natural y simple, se convierte en éxtasis.”  Sri Nisargadatta Maharaj
 

lakstigala:  :)

He tenido la suerte de poder asistir al retiro de  Castilla-León y al de Barcelona, que teniendo el mismo hilo conductor, han sido distintos. He vivido unas experiencias difíciles de plasmar en un papel pero inolvidables, sobre todo la experiencia de Unidad con todo a un nivel muy profundo. He podido disfrutar de tu generosa manera de impartir las enseñanzas, con este sentido del humor que te caracteriza y de esta cercanía que tienes hacia todos.

A lo largo de mi vida he asistido a retiros espirituales, conferencias etc, y no han sido pocos pero en honor a la verdad ninguna como este retiro, ameno, divertido y a la vez de una gran profundidad y la sencillez para la  practicar diaria.

En el primer retiro se me movieron bastantes cosas, pero lo importante es con lo que me marché a casa : Una manera de sentirme en paz, de sentirme parte de esta paz que con el retiro en Barcelona se ha hecho evidente de una forma más profunda. Me siento renovada. ¡ Ahora a poner en práctica la Meditación Natural !

Invitaría a la gente a que asista a estos retiros, seguro que se empezarán a mover cosas y habrá más conciencia en  su vida,como en la mia.

Con todo mi agradecimiento. Un fuerte abrazo. M.C.

Para mi el retiro de Meditación Natural ha sido la vuelta a casa, reencontrar. Una sensación de paz me invade y aunque las situaciones externas se mueven, algo en mi está tranquilo, permanece. Poder practicar lo aprendido, desde la serenidad y la experiencia de lo que he vivido en el retiro , me permite ver cómo el Ser se manifiesta . Observando lo que soy y lo que no soy, aparece la paz.

Gracias por enseñarme a encontrar, desde ahí mi vida ha dado un giro y no paro de sorprenderme y agradecer cómo la Vida me cuida a cada paso, y puedo descansar. Ahora sé que solo tengo que estar atenta a lo que soy, soltar e ir.

Gracias por enseñarme acerca de la compasión, del acompañar, siento que esto me ha dado y me da una visión mucho más amplia y sorprendente a cada momento.Es curioso, hace un mes del retiro pero siento que es de una profundidad tal lo experimentado que no tiene fin. Mi vida ha dado un giro. Internamente algo muy profundo se ha arraigado. Gracias Eduardo por la oportunidad que nos brindas de reencontrarnos, por acompañarnos, por tu proximidad y tu buen hacer, por hacerlo fácil .                                  E.C.C.

Lo que he vivido en el retiro en Barcelona ha sido primeramente una expansión en mi interior. Un Descanso insondable desde dónde el YO  observa el suceder  sin reacción y aceptandolo sin juicio. También he vivido y vivo una gran emoción cuando integro el que absolutamente todos  despertamos o despertaremos a esa Paz o Descanso insondable. ¡ La emoción surge!             E.A.

Cuídese a usted mismo, no se meta con los demás. ¿ Cómo se atreve a meterse con los demás cuando usted no se conoce plenamente a usted mismo?  Leí esta frase que me dio Eduardo por la noche del domingo ,un vez en la cama de mi casa,una vez terminado el Retiro de Meditación Natural. La primera sensación que tuve fue un puño en la boca del estómago, una toma de consciencia de que debo dirigir toda mi energía hacia mi interior. Me dio casi un poco de vértigo. Es una frase que me venái repitiendo hace unas semanas a mi misma. Quién soy? quien realmente soy? Aqui queda la tarea de centrarme en mi y descubrir quien soy de verdad. La respuesta estaba el fin de semana…. Gracias por esta experiencia vivida y compartida. Un lujo y un honor haberos conocido.           A.R.

Agradezco el trabajo de Eduardo por haberme ayudado a abrir mis alas lastimadas durante estos últimos años.. Un pensamiento especial para todos los que participaron en este retiro por haberme ayudadoa crecer. Gracias Rufi por haber estado entre nosotros.                     P.L

Todavía estoy asimilando lo vivido en el fin de semana del retiro.Parece que fue ayer y ha pasado casi tres meses.Para mí ,ha habido un antes y un después en esta aventura de ser o mejor dicho de dejarme ser .Solo puedo decir que me siento yo, por fin, plena de amor y respeto hacia mi y hacia los demás porque todos somos uno.                                                                                                               En una ocasión, en el retiro alguien me pregunto:¿cómo sientes tú el cuerpo?a lo que yo respondí:¿qué cuerpo? Mi cuerpo se me olvida ,me siento hueca…..           Ahora tengo la capacidad de observar y dejar que pase. Hago Meditación Natural constantemente. Mi estado natural es paz y alegría. He aprendido o he vuelto a recordar compasión, amor, empatía…. dejando atrás el bla,bla,bla…                   Gracias a Eduardo que le estaré eternamente agradecida, gracias a Rufi a Carmen y a todos vosotros y por supuesto a mi chico y a mis hijos por animarme a ir ¡¡¡Os quiero!!!                       Estoy encantada…. L.G.R.

Experiencias de los participantes en los Retiros de Meditación Natural.

El conocimiento espiritual no debe estudiarse; es conocimiento que se deriva de la escucha. Cuando el escuchador es sincero y lo escucha,  lo acepta, algo resuena en él y le empapa. Sir Nisargadatta Maharaj (1897-1921)

                   “Pura experiencia… Experiencia pura.                                                 Efectivamente ha habido un antes y un después. La experiencia de ser un espacio sin limites vacío y pleno a la vez. No ha sido leído, no ha sido escuchado…él no nos lo contó. Sencillamente nos lo regaló.Para mi ha sido el regalo más grande que jamás he recibido!… SER.

Eduardo nos ha regalado la experiencia de ser y como dice esa semilla ya esta en nosotros. Siempre lo busqué fuera…lo llamaba como si estuviera lejos de mi. Ahora sé que yo soy eso, que no tengo que buscarlo…solo dejar que sea. Observo lo que lo impide y…neti-neti que liberación!! Me puedo enredar un rato, pero ahora puedo volver a mí, a ese lugar sin palabras.

También esta el regalo de la experiencia de unidad, que es el mismo regalo, aunque para mi mente  sea uno más, jaja.
Por más que me explicaran, por más que leyera, por más esfuerzo que hacia por comprender…nada. Este es otro regalo que nos ha hecho Eduardo. Pasear en la compasión …parece poca cosa, y sin embargo, es la experiencia más sagrada que he tenido. Me falten las palabras porque aquello fue pura experiencia…El otro era ese mismo vacío pleno, eramos lo mismo.
Estos regalos son los tesoros de mi corazón! Camino con ellos. Ya no me veo igual, ya no veo igual a los demás. No los guardo para mí, yo también los quiero regalar. Como? Siendo eso

Podía haber vivido cien vidas más leyendo, asistiendo a conferencias y cursos sin llegar a experimentar quien soy. Y en un fin de semana…mmmmm                Muchas Gracias Eduardo”           M.S.N

 

Antes de nada expresar mi agradecimiento por el esfuerzo de organizar el retiro y la dedicación del tiempo de descanso de vuestro día a día, gracias ademas por que siempre lo haces divertido y nos haces reir.

La experiencia ha sido fantástica no se muy bien como poner en palabras algo que pertenece al ámbito interno y que escribirlo no seria mas que un bla bla de la mente.

En mi caso es como si se hubiese caído  los limites del pequeño yo , la perdida de identidad con el personaje, sentir esa conexión con el Todo, era como un recordar de nuevo lo que somos, ya era, ya estaba pero había olvidado, esa sensación de paz …uf miedo me da ponerlo en palabras

Antes del retiro tuve una crisis de angustia que jamas lo pase tan mal , mi corazón estaba latiendo a 145 pulsaciones en reposo , creí me daba un infarto, nunca lo pase tan mal me costaba respirar.. en el Retiro por la noche me dio un ataque de risa,de felicidad, no por acordarme de nada gracioso simplemente sucedía natural  … por fin paso gracias,gracias….

la verdad es que aparte de gracias poco mas puedo decir, solo contar que ahora no ubico mi yo  ja ja ja

Simplemente lo recomiendo, no quiero poner mas, cada uno habrá vivido cosas distintas según lo interpreta la mente, y no quiero condicionar a nadie .

muchas veces he sentido que giraba y siempre lo intente parar, abrazar las experiencias e integrarlas me ha encantado, hasta ahora es como que se me daba pan cuando lo pedía ahora lo tengo, se que soy panadero , soy el horno , la harina el agua la sal….

Un abrazo, gracias por tu trabajo diario de mas de veinte años Eduardo, hemos podido conectar con la esencia de nuestra naturaleza esto no tiene precio por que tiene valor.

 

Tengo la gran suerte de conocer a Eduardo desde hace muchos años y recibir sus sanaciónes , por lo que cada vez que me he encontrado mal o he tenido momentos difíciles, siempre nos ha ayudado a mi familia y a mi.

Tres grandes cambios en mi vida que me han salvado: cuando le conocí en el año 96, con la Reconexión Personal y en el Retiro de Meditacion Natural. Como de lo que se trata ahora es de compartir las experiencias del Retiro, hablaré sólo del último gran cambio.
Lo que pude experimentar allí fue algo increíble a todos los niveles. A nivel energético había tenido experiencias parecidas desde la Reconexión Personal, pero esta vez ha sido mucho más intenso, quizás por dejarlo fluir al estar rodeado de gente que me hacía sentir bien, no sé…no me sentía juzgada, podía ser yo misma, de hecho me sentía bien siendo yo. Hay momentos que he vivido durante ese fin de semana que me resultan indescriptibles; por más que intento explicarle a mi marido o buscar las palabras que más se acercan a lo que sentí para escribirlo en estas líneas, no puedo.
Lo que puedo decir es que siento una paz interior y una alegría constante que en situaciones de estrés habituales en mi día a día por mi trabajo era inviable. Antes del Retiro estaba a punto de tirar la toalla, me sentía incapaz de continuar, ya no veía salida a mi situación en el trabajo, cosa que también me afectaba en casa. Ahora todo es distinto, puedo con todo y no me desgasto como antes, no me altero ni me agobio, tengo mucha más paciencia y aunque termino cansada y con mucho sueño, estoy feliz y tranquila.
El que lo agradece incluso más que yo es mi marido, que ya se había mentalizado de que tenía que convivir con mis altibajos, mis tonterías y manías. Tenemos un hijo de dos años y medio que también ha notado mucho el cambio. Aunque no me lo pueda explicar con palabras me lo dice de otra manera, está mucho más cariñoso conmigo, la relación ha mejorado ya que ya no me enfado como antes y los momentos que tengo para estar con él estoy al cien por cien.
En el cole donde trabajo también ha habido cambios importantes. Los niños se acercan a mi de otra manera, antes se acercaban también, pero ahora lo hacen como si fueran una masa homogénea. El primer día me recordaban a un banco de peces, me seguían de forma orgánica. Ahora en mis clases están más tranquilos y alegres, ahora vuelvo a disfrutar en mi trabajo, cosa que hacía tiempo ya no podía.
No he vuelto a tener una jaqueca (antes casi constantes), gestiono mejor el tiempo y las emociones, ya no pienso mal de la gente y no me apetece criticar a nadie.
¿Cómo es posible que en tan sólo tres días todo haya dado un giro tan grande?
Nos pedía Eduardo que no fuéramos con expectativas… Yo iba con una, volver a casa mejor… No me canso de decir ¡¡¡GRACIAS!!! Gracias Eduardo, gracias Rufi, gracias a todas las personas que estuvisteis compartiendo este Retiro, me acuerdo de vosotros y no sé si será normal, pero hasta he llegado a echaros de menos! Será porque hay algo que nos une…”    S.G.M.

“Quizás algunos consideren que fue una experiencia sorprendente. Desde que conozco a Eduardo Liébana, lo sorprendente se ha hecho cotidiano, y lo cotidiano se hace sorprendente. Él hace que recuerdes que lo maravillosamente sorprendente esta en tí. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural
Quizás algunos nos acercamos al Retiro queriendo saber. Saber cómo “lo” hace, cómo ha conseguido llegar, qué hay que leer o estudiar. Terminamos el retiro Sintiéndolo,viviendolo. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural.
Quizás fuimos buscando aislarnos.  Lo que ocurrió es que nos fundimos. Nos fundimos unos con otros, con los árboles y con el viento. Desaparecieron los límites y nos tocamos por dentro. Eso fue mi Retiro de Meditación Natural.
Mi retiro fue sobre todo un regalo. Un regalo poder escuchar, poder ver, poder tocar, poder compartir y poder sentir, en comunión, el infinito AMOR,de la vida ”                                                     A.Y.

 

“Acudí al retiro con pocas expectativas, pues sospechaba que cualquier cosa podría ocurrir. Lo cierto es que, a parte del ambiente agradable y las buenas relaciones que entablaba con gente desconocida, lo más sorprendente fueron las  sesiones de sanación. En la sala hubo muchas manifestaciones físicas  que llamaban la atención. En mi caso fue al final cuando la energía me obligaba a inclinarme hacia adelante en el asiento, bajo mi sorpresa, durante varios minutos sin ninguna explicación lógica,pero sentía una profunda paz.


Esto en cuanto a sensaciones físicas, pero lo que más me sorprendió fue que esa misma energía que canalizaba Eduardo para tantas personas era capaz de mantener mi mente en continua meditación, Meditación Natural Yo practicaba meditación habitualmente y con mucho esfuerzo, ahora es muy fácil,pero jamás habia llegado al estado en que me mantenía durante algunas de las sesiones. Para colmo, la “semilla” que él llama, hace que cada vez que repitas mentalmente las palabras “yo soy” la Meditación Natural se va haciendo más profunda, pudiendo llegar a estados mentales de los que antes no era capaz ni por asomo.
Gracias una vez más Eduardo por tantas cosas importantes para nuestras vidas que nos has dado. ”             A.T. Z.

 

                  “Si como, bien. Pero si no como, no tengo hambre.”

“Tengo una sensación de mi que no había tenido nunca. Me encuentro bastante lucido y por ello tranquilo… Es como si … Si, eso. Es como si las cosas me afectaran solo en su justa medida. Y cuando afectan, pienso: igual es que eso me molesta/gusta/atrae/disgusta … Y volvemos al principio.Paz. No trato de tranquilizarme ni de evadirme. Solo no lo necesito. Es una sensación entre un ahora constante y una fé en que lo que tiene que ser será unido a unos ratos de observación de uno mismo.  Que Paz…Desaparezco  en lo que hago…Que PAZ.

Muchas gracias por tomarte el tiempo querido Edu. Y eso que no has hecho nada… Si lo llegas a hacer…heee…”                  L.M.P.