¿Hay que creer en ello para que funcione?

Los sanadores espirituales, lo único que pedimos a las personas que confían en nosotros es que sean puntuales (llegando antes) y respetuosos con nuestro trabajo. Actualmente confían en nuestro trabajo personas con distintos credos y creencias: tres conventos de monjas de clausura, sacerdotes, monjes budista, musulmanes, testigos de Jehová, personas del Opus Dei, políticos del PP, PSOE, IU y miembros de todos los sindicatos. Los Sanadores Espirituales nunca imponemos, presentamos nuevas opciones a las personas para su armonización y reequilibrio; tanto consciente como de forma subconsciente.